Más información: info@eva.org.mx

Economía Verde Aplicada, A.C.

¡Microplásticos en las nubes! Podrían influir en altas temperaturas

La contaminación plástica se ha vuelto omnipresente, desde los océanos hasta los lugares más remotos de la Tierra. Los microplásticos, pequeñas partículas de plástico que tienen un tamaño inferior a los 5 milímetros de longitud, han encontrado un nuevo refugio inesperado: las nubes.

Hallazgos recientes en el este de China plantean preguntas cruciales sobre la posible influencia de los microplásticos en la formación de nubes y, por ende, en el clima global. Las nuevas dimensiones descubiertas sobre microplásticos en las nubes buscan ser el punto de inflexión para los gobiernos y líderes mundiales en la lucha contra la contaminación plástica, de acuerdo con The Guardian.

Contaminación plástica no conoce fronteras

El equipo de científicos de la Universidad de Shandong, China, llevó a cabo un estudio detallado al recolectar muestras de agua de nubes en la cima del Monte Tai. Para su sorpresa, encontraron microplásticos en 24 de las 28 muestras analizadas. Entre los tipos identificados se encuentran el polietileno tereftalato (PET), el polipropileno, el polietileno y el poliestireno, todos ellos componentes comunes de fibras sintéticas, ropa, textiles, envases y, en los tiempos actuales, también de mascarillas.

Este descubrimiento se suma a investigaciones anteriores que revelaron la presencia de microplásticos en lugares remotos como la cima del Monte Fuji en Japón. Los resultados de Japón sugerían que estas partículas podrían haberse originado en plásticos presentes en los océanos y luego ser transportadas a lugares distantes a través de masas de aire. Sin embargo, lo que hace único al estudio en el Monte Tai es la concentración significativamente mayor de microplásticos en comparación con las nubes de las montañas japonesas.

Ante la presencia de microplásticos en estas altitudes se ha planteado una pregunta fundamental: ¿cómo llegan allí? Además de la contaminación causada por las actividades humanas en estas áreas, los microplásticos podrían estar siendo transportados por el aire.

De acuerdo con las muestras de nubes a baja altitud y mayor densidad revelaron mayores concentraciones de microplásticos, lo que sugiere la posibilidad de que estas partículas estén siendo transportadas por corrientes de aire, alcanzando altitudes antes consideradas inaccesibles.

Microplásticos podrían influir en el clima

Es esencial destacar que los microplásticos encontrados en las nubes no son simples réplicas de los plásticos que contaminan nuestros océanos y suelos. Los plásticos envejecidos, aquellos que han experimentado la radiación ultravioleta y otros factores climáticos, presentaban diferencias notables. Eran más pequeños en tamaño y tenían superficies más rugosas.

Además, contenían mayores concentraciones de plomo, mercurio y oxígeno en comparación con los plásticos sin tocar. Este hallazgo sugiere que las nubes podrían tener la capacidad de modificar física y químicamente los microplásticos, lo que podría tener un impacto significativo en su comportamiento y, por ende, en la formación de nubes y el clima.

Fay Couceiro, profesora de contaminación ambiental en la Universidad de Portsmouth, Inglaterra, señala la relevancia de este descubrimiento al afirmar que «la formación de nubes tiene grandes implicaciones no solo para nuestros patrones climáticos locales, sino también para nuestras temperaturas globales».

Las nubes, como actores cruciales en el sistema climático, desempeñan múltiples roles. Producen precipitación y nieve, afectando las lluvias globales y la vegetación. Además, bloquean la luz solar, contribuyendo al enfriamiento de la superficie terrestre y proporcionando sombra en el suelo. Sin embargo, también tienen la capacidad de atrapar calor y humedad, lo que puede dar como resultado un aumento de las temperaturas atmosféricas, señaló la especialista.

Abordar juntos el desafío de los microplásticos en las nubes

Aunque los resultados son intrigantes, los científicos advierten que se necesita más investigación para comprender completamente el impacto de los microplásticos en las nubes y, por ende, su influencia en el clima. ¿Cómo afectan exactamente estas partículas a la formación de nubes? ¿Pueden influir en los patrones climáticos a nivel global? Estas preguntas destacan la complejidad de este fenómeno emergente y la necesidad de abordarlo con mayor profundidad.

El llamado a la acción no se limita solo a la comunidad científica. La presencia de microplásticos en lugares tan remotos subraya la naturaleza global de la contaminación plástica. Como señala Couceiro, «hay solo un grupo de animales en este planeta que usa plástico, y somos nosotros, los seres humanos». Por lo tanto, abordar este problema requiere una respuesta global, ya que la contaminación plástica no respeta fronteras nacionales.

A manera de conclusión, la presencia de microplásticos en las nubes plantea preguntas fundamentales sobre el impacto ambiental y climático de nuestra dependencia del plástico. A medida que avanzamos hacia el futuro, es imperativo abordar este problema de manera global y adoptar medidas para reducir la contaminación plástica en todas sus formas.

Solo a través de un esfuerzo colectivo entre gobiernos y líderes mundiales es posible aspirar a preservar la salud de nuestro planeta y garantizar un clima sostenible para las generaciones futuras, puntualizó la especialista.

 


Fuente: https://www.expoknews.com/microplasticos-en-las-nubes-podrian-influir-en-altas-temperaturas/

¿Te gusto este artículo?

Ultimos artículos